Piensa BIEN y acertarás: Presuposición Positiva

¿Por qué la “presuposición positiva” es un valor corporativo al alza en las empresas?

piensa bien

Muchos conflictos que hay en los equipos de trabajo y entre los distintos departamentos de las empresas, tienen su origen en la falta de confianza sobre la buena intención del otro. En España está muy asentado el refrán “piensa mal y acertarás”. Una afirmación que nos invita al recelo, a dudar de la intención positiva de nuestro interlocutor.

Durante mis años de experiencia con miles de personas y cientos de empresas, he podido concluir que cuando los trabajadores de una empresa mantienen esta actitud negativa sobre la intención del otro, se genera un grave problema para la buena marcha de la compañía, ya que su consecuencia es la separación de los equipos y el conflicto entre las personas.

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo perder tu liderazgo en 10 pasos

la caida del liderazgo

10 pasos ineludibles para perder tu Liderazgo (no fallan nunca)

Sigue leyendo

La Confianza, mucho más que un bálsamo

ConfianzaEl ser humano necesita que le reconozcan como individuo único, especial e irrepetible que es, tanto desde una perspectiva social y familiar, como profesional.

El reconocimiento (la estima), es el carburante de la vida. Es lo que nos ayuda a recuperarnos del esfuerzo realizado. Pero todos sabemos que los automóviles no funcionan únicamente con combustible, sino que es necesario que exista un motor, además de otros muchos elementos básicos para que el automóvil se ponga en movimiento. En la persona, el motor es la exigencia, la propia y la de los que nos rodean y una vez más, siempre desde el ámbito de lo social, de lo familiar y de lo profesional.

Pero cualquier motor (exigencia), además del carburante (reconocimiento), necesita aceite y de la mejor calidad posible, para que le ayude a que su rendimiento sea el mayor y más duradero. El aceite de cualquier motor convencional podría identificarse como la confianza que precisa el ser humano para desarrollar todo su potencial.

Sigue leyendo

Liderazgo: Lecturas que marcan la diferencia

La literatura de gestión es infinita, año tras año se editan a nivel mundial cientos de nuevos títulos, que buscan sugerir nuevos modelos de gestión y liderazgo, impactar y generar cambios en los modelos actuales o al menos generar una serie de reflexiones sobre el tema, pero pocos logran ese cometido.

En INFOVA hemos hecho una recopilación de los títulos que han logrado dejar una huella en nuestro camino y que han logrado inspirar el modelo de liderazgo esencial, humanista y basado en los valores, que defendemos y que promovemos a través de nuestras formaciones. Esos libros de liderazgo que marcan la diferencia, que se mantienen vigentes y que consideramos indispensables en toda librería de managers y responsables de equipos.

Sigue leyendo

Entendiendo el concepto de Resiliencia

ResilienciaBasta ojear algunas de las publicaciones relacionadas con el concepto de la Resiliencia aplicado al contexto psicosocial, para encontrar numerosas definiciones que, entre todas ellas, consiguen explicarnos qué es eso de la Resiliencia. Algunas de ellas son las siguientes:

La Resiliencia es la entereza más allá de la resistencia.
Es la capacidad de sobreponerse a un estímulo adverso.
Es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido.
Es la capacidad que posee un individuo frente a las adversidades, para mantenerse en pie de lucha con dosis de perseverancia, tenacidad, actitud positiva y acciones que permiten avanzar en contra de la corriente y superarlas.

Y para rematar la cuestión, escuchamos a uno de los grandes maestros en cuanto a Resiliencia se refiere, el neurólogo, psiquiatra, psicoanalista y etólogo francés Boris Cyrulnik, que define la Resiliencia como el arte de metamorfosear el dolor para dotarle de sentido. En fin, más bello no se puede explicar.

Sigue leyendo

La figura detrás del líder

Winnie Madela (Foto Getty Images)

Winnie Madela (Foto Getty Images)

El pasado 2 de abril fallecía Winnie Mandela.

Desde la perspectiva de un ciudadano que se considera informado, Winnie Mandela no puede entenderse sin la presencia del que fue su marido durante décadas, Nelson Mandela. Ese tutelaje, real o más o menos figurado, que muchas veces los medios le han otorgado, no nos ha permitido comprender y valorar las propias capacidades de Winnie Mandela al margen de la presencia totémica del propio Nelson. Otra de las variables que siempre me han producido interés, son las personas que están alrededor del líder carismático, a los márgenes de su omnímoda presencia.
He de decir que siento cierto pudor en proponer un texto así en la órbita de influencia intelectual de Gonzalo Martínez de Miguel que ha publicado recientemente “Huellas de Gigantes”, donde analiza, entre otros, al propio Nelson Mandela…, pero perseveraré.

Winnie Mandela fue una mujer de fuerte carácter y convicciones, que siempre mantuvo viva la lucha y el legado de su marido, encarcelado durante décadas; pese a las carencias, la violencia, la cárcel, pese a las presiones de un régimen que tardó en morir demasiado. Como toda vida referenciada en un marco de convulsión, ha tenido luces y alguna que otra sombra, pero siempre intentó ser coherente con sus ideas y fue capaz de renunciar a su juventud y pronta madurez, por la lucha y la igualdad de los ciudadanos negros en Sudáfrica. Todo un ejemplo de Resiliencia, el valor que destacamos este mes en INFOVA, como clave para el liderazgo esencial.

Tuvo dos hijos con Madela, se separó de él en 1992, divorciándose definitivamente en 1996.
¿Hasta qué punto estos líderes carismáticos no son en parte deudores de la gente que durante décadas han estado a su lado?, animando su legado, apoyando su causa, preservando su retaguardia emocional.
La historia ha sepultado cruelmente a personajes básicos en la trayectoria exitosa de su pareja (más conocido o mediática) como han sido Eleanor Roosevelt, Mileva Maric (Eisntein), George Sand (Chopin).
Descanse en paz.

 

Escrito por Hugo A. Egido – Consultor Comercial de INFOVA. Autor del libro “Memorias de Bastian” Ed. Edhasa, 2016

Compromiso – Valor del Liderazgo Esencial

compromiso

Foto de la Luna Azul por Sergio Ródenas

¿Qué es compromiso?¿Es un valor a la baja?

El compromiso es uno de los valores que aparecen en la identidad de muchas organizaciones. Forma parte de los valores que hemos definido como efectivos para el Liderazgo Esencial. La RAE define compromiso como:  Obligación contraída.  Palabra dada, Dificultad, empeño.

Etimológicamente la palabra Com Pro Miso viene del latín con -con otros, -pro delante de y -miso envío, de la familia de “prometer”, “misión” y “permiso”.

En Infova entendemos compromiso en sus dos acepciones:

  • Primero, “que tu Sí sea un Sí, y tu No sea un No”. Si dices que lo vas a hacer, lo haces. Si dices que no lo vas a hacer no lo haces.
  • Segundo, “hacer todo lo necesario para conseguir un resultado”.

El año pasado en la universidad de una de mis hijas las profesoras de alemán organizaron una cena de despedida con los alumnos. 24 alumnos se comprometieron a asistir a la cena. Las profesoras reservaron un restaurante y cerraron un menú. A la hora convenida, de las 24 personas que se habían comprometido a asistir, solo estaban las profesoras y 6 alumnos.

De los 18 alumnos restantes, 10 avisaron por qué no asistirían y 8 ni siquiera excusaron su ausencia.

En unas jornadas que hemos organizado recientemente, hubo 313 inscritos, de los cuales el día de las jornadas acudieron 202. Seguro que todas esas personas tenían razones poderosas para no acudir al evento y muy probablemente no sintieron que la inscripción implicara un compromiso.

La palabra compromiso ya no es lo que era. Hace no muchos años bastaba un apretón de manos para cerrar un trato. La palabra de una persona era suficiente para contraer una obligación. Ahora no. Ahora decir que vas a hacer algo significa que, si todo va bien, si me cuadra, y si me apetece, lo haré.

Profundicemos sobre el concepto del compromiso

Profundicemos un poco. Mi palabra ¿a quién representa? A mí.

Y cuando falto a mi palabra ¿a quién estoy faltando? A mí. Ese comportamiento genera consecuencias hacia adentro y hacia afuera. Una persona que no cumple lo que dice, es una persona en la que no se puede confiar, y ¿quién quiere en su equipo personas en las que no puede confiar?

Si te pregunto lector, ¿dirías que en tu empresa el compromiso es un valor?

Y si te pregunto ¿comienzan y terminan las reuniones a la hora pactada? ¿entregas los informes en el momento en que dijiste que lo harías?¿Aparecen a la reunión todas las personas que confirmaron asistencia?

La falta de compromiso es la tercera disfunción según Lencioni que limita la efectividad de un equipo.

Comprometerse es también hacer todo lo necesario para conseguir un resultado. Sin el compromiso de los miembros del equipo difícilmente llegaremos al éxito. ¿Significa esto que si me comprometí no tengo más alternativa que cumplir? No, si veo que no puedo cumplir, genero alternativas y/o renegocio.

La consecuencia hacia adentro es que cada vez que digo que voy a hacer una cosa y no la cumplo, el mensaje que me estoy lanzando a mí misma es que no “tengo palabra” que no se puede confiar en mí. Esa creencia es letal para la autoestima.

Siempre estamos comprometidos con algo, a veces es nuestro ego, a veces con nuestro placer, en ocasiones con nuestra carrera, incluso con las personas a las que queremos. Normalmente estamos comprometidos con varios de ellos, el problema es cuando algunas de ellas son incompatibles. Para mí la clave es encontrar el equilibrio. Si quieres saber realmente con qué estas comprometido, revisa a qué le dedicas la mejor calidad de tu tiempo y energía.

¿Cómo construimos compromiso?

Principalmente cumpliendo aquello que te comprometes a hacer. Segundo, si consideras que es muy probable que no puedas cumplir, utiliza formulas del tipo de “lo voy a intentar, pero no me comprometo”. Si te comprometiste y se acerca el momento, genera alternativas, renegocia y discúlpate.

Desde luego en los niños, desde casa. Siendo nosotros mismos referentes de compromiso, y apoyando a los niños en sus compromisos. Manteniendo la atención hacia esa misión, reforzado “su autoconcepto”, controlando las distracciones y premiando el comportamiento. Si te apuntaste a una extraescolar que dura un año, piensa bien si te vas a comprometer, y si lo haces no hay excusas, tienes que asistir hasta junio. Si dijiste que ibas a llevarle algo a un compañero, se lo llevas. Si dijiste que ibas a ir a pasar la tarde a casa de la abuela, vas.

Si  queremos construir compromiso en las organizaciones, las personas que dirigen tiene que ser referentes de compromiso. Si la reunión comienza a las 17.00h el director es el primero en llegar. A continuación, deberemos revisar con los miembros del equipo qué significa compromiso en nuestra organización. Si buscamos que nuestros colaboradores se comprometan es imprescindible crear las condiciones que faciliten el respeto y la elección de un alto nivel de motivación y, por último, pero no menos importante, no podemos olvidarnos de reconocer los comportamientos alineados con el compromiso.

La falta de compromiso es una bomba para la confianza, y como ya nos contaba Fukuyama en su libro “La Confianza” es la base por la que se sustentan las organizaciones, las familias y la sociedad en general.