El humor como herramienta de formación y desarrollo

SantisyQ3-v2-195El sentido del humor es aliado indispensable en todas las etapas y situaciones de nuestra vida. Independientemente del momento en el que nos encontremos, todo es más fácil y sencillo cuando se enfrenta la realidad con optimismo y se trata de buscar la parte positiva de las cosas.

En INFOVA somos unos convencidos que el humor lejos de ser una frivolidad, es una herramienta muy eficaz en muchos aspectos, especialmente cuando hablamos de formación, ya sea la que recibimos cuando somos niños como la que se imparte a los adultos.

Se sabe a ciencia cierta que se aprende cuando se experimenta y se divierte, por ello las clases de los niños se piensan para ser amenas y divertidas, pero a pesar de esto conforme vamos creciendo la manera de formarnos se pone más seria, a veces demasiado. A nuestro juicio se debería tener más en cuenta que cuando las personas que se encuentran ambientes más alegres, en los que prima el buen humor aumenta la predisposición a aprender.

Para nosotros el humor hace parte, no solo de nuestro día a día, sino también como herramienta de formación, de comunicación y como no, de persuasión.

Razones por las que el humor contribuye favorablemente al aprendizaje y desarrollo de habilidades directivas

  1. El simple hecho de sonreír hace al formador más convincente y persuasivo. Además, es más fácil atraer la atención de los que le escuchan.
  2. Ayuda afrontar tareas adversas o complicadas. El humor coloca a las personas en un lugar más efectivo ante los problemas, y también les vuelve más dispuestos a resolver las situaciones inconvenientes que lamentarse de ellas o a abandonarlas.
  3. Reduce el estrés. El humor es capaz de reducir la tensión. De esta manera es más fácil que surjan nuevas ideas, y también que se pierda vergüenza en plantear posibles soluciones ante determinado problema.
  4. Facilita la interacción entre las personas. El optimismo y el buen ambiente rebaja el tono, facilita el encuentro incluso entre posiciones divergentes, por lo que hace más proclives a escuchar otros puntos de vista y aprender de ellos.
  5. Abre camino a pensamientos más positivos y nos hace más creativos, con lo que además se facilita la motivación por seguir aprendiendo.
  6. Se retiene mejor lo que nos parece más divertido o nos cuentan con humor. Siempre se recuerdan las bromas y las anécdotas con gracia. Por lo que conviene contextualizar con ellas lo que queremos que se aprenda.

Si el humor tiene un riesgo, es que este sea mal entendido o mal usado, de esta manera puede traerte más problemas que beneficios. Por ello recuerda que el sentido del humor es muy personal y, por ello, hay que saber manejarlo con criterio.

Hay que entender que una cosa es la burla y la ironía, y otra cosa el humor. En INFOVA recomendamos que en entornos laborales nunca se emplee ninguno de estos dos recursos que suelen, en lugar de dar un toque de distensión, herir susceptibilidades. En conclusión, humor si, burla e ironía, no.

 

Anuncios

Employer Experience, más allá de un término de moda

rawpixel-698599-unsplashCada día que pasa, las empresas van tomando conciencia de la importancia que tiene el cómo perciben los empleados las relaciones que mantienen con la organización. A este concepto se le conoce como “employee experience”, muy unido al de “employer brand” que hace referencia a la imagen de una compañía frente a sus empleados tanto actuales como potenciales. Esta reputación la genera el vínculo entre ambas partes, cuánto mejor sea este, mayores beneficios repercutirá a la empresa.

Al igual que el candidato se compromete a poner en servicio de la empresa las diversas habilidades que posee, también la organización debe cumplir con las múltiples ventajas y oportunidades que promete como desarrollar todo el potencial del trabajador. Es frecuente olvidar que empleador y empleado hacen un intercambio y que para que este prospere favorablemente debe beneficiar a las dos partes. La necesidad de que tanto empresa como trabajador se encuentren satisfechos la hallamos especialmente en los jóvenes, que tienen más probabilidades de dejar su empresa cuando no ofrecen las ventajas suficientes, en comparación con los de más de 45 años.

Sigue leyendo

Para qué queremos tanta información

Hace unas semanas me encontré con dos profesionales que hace 14 años habían sido alumnos míos en un proceso de formación que organizó la empresa Phillips. Me decían que aquel proceso de desarrollo cambió sus vidas.

Sigue leyendo