Óscar Fuertes: El poder del entusiasmo y el inconformismo.

Oscar: Ejemplo de entusiasmo y liderazgo

Un ejemplo de entusiasmo e inconformismo

Óscar Fuertes, nuestro director de Automoción en Infova, está en corriendo el Dakar, probablemente la competición más exigente del mundo del motor.

Cuando Oscar llegó a Infova con 23 años ya venía de haber sido miembro del “Fortuna Junior Team” que apadrinaba Carlos Sainz, con quien curiosamente compite ahora en el Dakar. Han pasado 20 años de aquel momento y su afición por los coches y la competición sigue intacta. En estos años de intenso trabajo, además de multiplicar por diez la facturación de Infova Automoción, ha ganado varias veces el campeonato de España de Rallies en distintas modalidades y ha creado la escuela de conducción “Rallie Center”.

Un Dios dentro – Liderazgo con entusiasmo

Oscar es un claro referente de lo que llamamos entusiasmo. Etimológicamente en término entusiasmo viene de “en theos” y significa “tener un Dios dentro”. Para los griegos las personas entusiastas tenían tal nivel de energía que parecían tener un Dios dentro de si y desde es lugar de energía eran capaces de cambiar la realidad.

Oscar es inconformista, es ambicioso y le encanta competir. Le gusta jugar y le gusta ganar, le cuesta aceptar la derrota cuando llega, pero juega sabiendo que es más probable perder que ganar.

Centrarse en el objetivo – clave del líder

Antes de marcharse hace una semana a Perú para preparar la carrera le sugería que no olvidase su objetivo en este Dakar: disfrutar. No quisiera yo que en el afán de hacer la mejor clasificación posible se olvidara del gran objetivo. Participar de la carrera, vivir el Dakar desde dentro, enfrentarte con su copiloto, Vallejo, a las dunas del desierto, vencer al Dakar…ese es el objetivo.

El Dakar, como otras pruebas deportivas que mezclan el deporte con la aventura, te obliga a tomar continuas decisiones. El Dakar lo gana el que toma mejores decisiones, el que acierta en la evaluación del riesgo. Sin duda hay que correr riesgos, pero tienes que saber elegir cuales. El Dakar, como la vida, es un ejercicio de equilibrismo entre la prudencia y el atrevimiento.

Ahora que la prueba empieza, reconozco que me preocupa la convicción de que Oscar no está muy dotado para la renuncia, ni para el abandono, ni para la resignación. Desde niño es luchador y obcecado. Por eso él está en el Dakar y otros muchos quisieran estar pero lo ven por la tele.

Los riesgos…

Ese inconformismo con los resultados por debajo de lo que es capaz de hacer, lo que llamamos excelencia, encierra la trampa de llevar su rendimiento más allá de lo razonable y hacerle asumir riesgos que de una forma más serena no debería asumir.

En la vida “corriente” esos riesgos te pueden costar un disgusto. En el Dakar, equivocarte te puede costar la vida. Me consuelo, desde fuera de la carrera, pensando que Oscar ha madurado de forma espectacular desde los 23 años que tenía cuando nos conocimos hasta ahora. Creo que la madurez también tiene que ver con tomar buenas decisiones a partir de la información disponible.

En estas primeras etapas del Dakar 2018 Oscar y Vallejo luchan contra el desierto y contra ellos mismos.

Cabeza clara y ambición. ¡Disfrutad campeones!

Anuncios

Un pensamiento en “Óscar Fuertes: El poder del entusiasmo y el inconformismo.

  1. Pingback: El origen del talento. (Infova en el Dakar 2018) | Liderazgo Esencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s