Si solo pudiéramos resolver un problema

Como sociedad hemos perdido la pelea del tiempo, que es justo la pelea que hay que ganar. Salir de casa a trabajar a las 7 u 8 de la mañana y volver a las 8 o 9 de la tarde es una estupidez.

Si solo pudiéramos resolver un problema.Muchos de los problemas de nuestra sociedad, como la falta de atención de los niños, la baja participación ciudadana, el cansancio crónico de muchas personas, el sedentarismo, el estancamiento profesional, las relaciones personales desatendidas o la falta de ilusión, por mencionar algunos, tienen como una de sus causas principales la falta de tiempo.

Si le dedicamos al trabajo entre 10 y 12 horas diarias, desde que salimos de casa hasta que volvemos, no hay mucho tiempo para hacer nada más.

Debemos instaurar la jornada continuada como norma y la jornada partida como una rara excepción. Las empresas se benefician mucho cuando sus empleados se marchan a casa a una hora temprana. Ese tiempo que recuperan, permite a las personas hacer gestiones y organizar los asuntos de casa, cuidar sus relaciones, hacer deporte, leer, ir al cine o jugar a la petanca con los vecinos. El caso es que a la mañana siguiente esta persona volverá a trabajar con más energía y entusiasmo.

Los horarios extendidos crean trabajadores agotados, abrumados por el sinsentido de su vida, grises y sin brillo.

Si dejamos que las personas tengan más tiempo para ellas ganan las empresas, ganan las familias, gana la sociedad y ganan las personas. Me pregunto ¿quién pierde?

Plan de acción para empresarios y directores:

1.- Defina el horario de salida como un objetivo que debe ser cumplido por todos.

2.- Establezca la jornada continuada todo el año.

3.- Incorpore la gestión inteligente del tiempo como una prioridad.

Plan de acción para todos:

No te conformes con un horario que es absurdo para todos. Peléalo y demuestra que eres igual de efectivo.

Posdata: Dicho lo anterior, tengo la claridad de que la razón por la que no hacemos todo eso que afirmamos que queremos hacer es, en realidad, más un tema de prioridades que de falta de tiempo, lo que no quita que como sociedad nos estemos equivocando y pagando un precio enorme por horarios absurdos que no benefician a nadie.

Por cierto, si pudiéramos resolver dos problemas, el segundo sería el de la educación. Claro que la educación de las personas también tiene que ver con el tiempo del que disponen.

 

Anuncios

3 pensamientos en “Si solo pudiéramos resolver un problema

  1. Excelente post porque si dedicásemos más tiempo a actividades no laborales, curiosamente, seríamos más productivos en nuestros trabajos. Un apunte: en lugar de jornada continua yo propondría libertad de horarios, pues cada persona tiene unas circunstancias diferentes.

  2. Me encanta el articulo, me parece muy acertado y
    no creo que sea tanto “la falta de tiempo” como la gestión que hacemos de nuestro propio tiempo. La sociedad tampoco ayuda, por que lo socialmente reconocido es estar “a tope””estar agotado””no llegar””… eso hace que tengamos la sensación de que no hay otra opcion…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s